28.3 C
Venezuela
jueves, abril 18, 2024

Prohíben en EEUU esta sustancia que originaría un tipo de cáncer (+detalles)

Infobae – Caracas, 18 de marzo de 2024. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) finalizó el lunes una prohibición del asbesto crisotilo, parte de una familia de minerales tóxicos relacionados con el cáncer de pulmón y otras enfermedades que la agencia estima es responsable de alrededor de 40.000 muertes en Estados Unidos cada año.

La prohibición federal se produce más de 30 años después de que la EPA intentara por primera vez eliminar el asbesto de la nación, pero fue bloqueada por un juez federal. Si bien el uso de asbesto en la fabricación y la construcción ha disminuido desde entonces, sigue siendo una amenaza importante para la salud.

“Amigos, ha sido un largo camino. Pero con la prohibición de hoy, la EPA finalmente está cerrando la puerta a una sustancia química tan peligrosa que ha sido prohibida en más de 50 países”, dijo el administrador de la EPA, Michael Regan.

La prohibición de la agencia apunta al amianto crisotilo, también conocido como “amianto blanco”, la única de las seis formas del mineral que todavía se utiliza en los Estados Unidos. Resistente al calor y al fuego, el mineral es utilizado por empresas que fabrican sistemas de frenado de vehículos y juntas de láminas. Los fabricantes de productos químicos también han defendido su uso continuo en la producción de cloro, que las empresas de servicios públicos utilizan para purificar el agua potable, así como en productos farmacéuticos y pesticidas.

Michal Freedhoff, directora de seguridad química y prevención de la contaminación de la EPA, calificó la prohibición como histórica y dijo que es la primera vez que se utiliza la ley de seguridad química actualizada del país para prohibir una sustancia peligrosa. Esa ley, la Ley de Control de Sustancias Tóxicas, quedó tan debilitada por la decisión de los tribunales federales de 1991, que permitieron continuar con las importaciones y el uso de asbesto, que “quedó casi impotente para proteger a las personas que más necesitaban protección”, dijo Freedhoff.

En 2016, la larga demora de Estados Unidos en enfrentar el asbesto generó preocupación bipartidista entre los miembros del Congreso, que votaron a favor de reformar la ley, otorgando a la EPA una nueva y amplia autoridad para proteger a las personas de las toxinas.

Sin embargo, pasaron los años con poca acción. Cuando la administración Trump llegó al poder, redujo el personal de la agencia, dejando a la oficina de seguridad química demasiado pequeña, sin fondos suficientes y desmoralizada para cumplir su misión.

Finalmente, prohibir el asbesto estaba en lo más alto de la lista de tareas pendientes de Freedhoff cuando se convirtió en la principal reguladora de sustancias químicas de la agencia en 2021. Como miembro del personal del Congreso, ayudó a redactar la legislación de 2016. En una llamada con periodistas el lunes, describió la nueva regla como “un símbolo de cómo la nueva ley puede y debe usarse para proteger a las personas”.

El grupo comercial que representa a la industria del cloro, el Consejo Americano de Química, se ha opuesto firmemente a la prohibición propuesta por la administración desde que fue anunciada hace dos años, con el argumento de que aproximadamente un tercio de las plantas de cloro-álcali que producen cloro todavía utilizan crisotilo. El grupo industrial advirtió que prohibir esta forma de asbesto dificultaría que las empresas de agua compren cloro, amenazando la seguridad del agua potable del país.

Freedhoff dijo que una vez que la EPA decidió que algunas de esas preocupaciones eran válidas, cambió su cronograma de aplicación original. En lugar de tener dos años para eliminar gradualmente los diafragmas de amianto, las ocho plantas de cloro estadounidenses que todavía utilizan esta tecnología tendrán cinco años, o en algunos casos más, para cambiar a alternativas. Sin embargo, las importaciones de nuevos diafragmas de asbesto se prohibirán inmediatamente una vez que la norma entre en vigor, 60 días después de su aparición en el Registro Federal.

Las importaciones de pastillas de freno que contienen amianto, que han expuesto a los mecánicos de automóviles a las mortales fibras suspendidas en el aire, se eliminarán gradualmente después de seis meses. Y las juntas de amianto estarán prohibidas después de dos años.

Los defensores del medio ambiente y la salud pública elogiaron la nueva norma e instaron a la administración Biden a ir más allá y abordar los otros tipos de asbesto, argumentando que cualquier cosa que no sea una prohibición total no protege la salud pública.

Con información de Infobae y Alberto News

Sigue a El Público TV en TelegramInstagram y X

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

Israel estaría atacando a Irán: reportan explosiones simultaneas en Irak y Siria (VIDEO)

Alertas 24 – 18 de abril de 2024. Israel lanzó un ataque con misiles la madrugada de este viernes contra un emplazamiento en Irán,...

Mas Visto